Bahamas, Septiembre de 2017

En Septiembre decido a viajar sola a las Bahamas ya que estaba buscando un poquito de calorcito y desconexión playera. Mi viaje son 5 días, así que vuelo desde Nueva York directa a Nassau ya que los vuelos son bastantes baratos y pensé que luego me movería a las otras islas.

Del Aeropuerto de Nassau a mi apartamento (hice airbnb y me quedé en Junkanoo Beach) tuve que coger un taxi, ya que no hay muchas otras opciones. El taxi fueron unos 30 dólares.

La Playa de Junkanoo Beach dónde yo me alojaba está bien, pero no es nada del otro mundo. Lo bueno de esa zona es que andando llegas al centro en 10 minutos y estás cerca de la playa.

En Bahamas usan US dollars pero ellos tienen su propia moneda, que equivale al dolar americano. Nassau centro es pequeño y no hay muchos cajeros, así que si sacáis dinero, sacar una gran cantidad. Las tiendas del centro la mayoría cierran a las 3 de la tarde, algunas otras a las 5 pero solo las de souvenirs. Si quieres hacer compras, debes hacerlo por la mañana. Recuerda negociar TODOS los precios, incluso los tours. Nunca te quedes con el primer precio que te digan.

Sitios que recomiendo para comer en Nassau:

  • Mr Frogs (mejicano con buenos cocteles y buen ambiente de noche, sobretodo cuando llega la gente de los cruceros).
  • Exagon – me pedí una langosta por 40 dólares, increíble. (No dejéis de comer pescado, es todo fresco y buenísimo).

El segundo día me fui al hotel Atlantis y Paradise Beach. Desde el centro de Nassau salen taxis a Atlantis cada 10 minutos y solo tienes que pagar 4 dólares. Una vez en Atlantis puedes comprar un day pass para pasar el día en las instalaciones y playas o simplemente entrar al Casino y las tiendas e ir a la playa pública. Como a mi no me gusta nada que esté relacionado con animales que no estén libres, no compré ningún pase y me paseé por el hotel y fui a la playa pública que está a 5 minutos andando del hotel. Pregunta para poder llegar y ellos te indicarán. La playa es muy bonita, para vi valió mucho la pena, pero también os voy a decir que fui pronto por la mañana, ya que se llena de gente muy rápidamente y entonces pierde un poco el encanto. Empiezan a llegar todos los locales intentando venderte comida, bebida, actividades de agua, y la verdad que agobian bastante. Yo llegue a primera hora de la mañana y lo gocé. Puedes andar un ratito hasta el final de la playa, el color del mar es impresionante. Aquí os dejo una foto para que veáis, preciosa, verdad?

fullsizeoutput_24cd.jpeg

Al día siguiente quería visitar la Harbour Island, estuve mirando si los vuelos eran la mejor opción, pero los precios eran carísimos y a eso había que sumarle el ir al aeropuerto y pagar taxi de ida y vuelta. Al final me decidí a coger el ferry que me costó 150 dólares ida y vuelta y tarda menos de 3 horas en llegar. Cogí el primer ferry de la mañana y me volví con el útlimo del día. Mirad bien los horarios de los ferrys http://bahamasferries.com/ ya que no hay ferrys cada día a todas las islas. En Harbour Island alquilé un golf cart que es lo que se estila allí, 40 dólares todo el día con gasolina incluída. Cuando bajas del ferry tienes a miles de locales esperándote y ofreciéndotelo, así que no sufras. Como era temporada baja y se estaban preparando para el huracán, no había gran cosa que ver (de hecho no es una isla muy movida) pero la playa es espectacular. La playa más famosa allí es la Pink Beach o Playa rosa, conocida por tener arena rosada. Si os soy sincera, he visto playas con arena más rosada en otros sitios, pero la playa es preciosa de todas maneras. No había mucha gente, pocos locales, pocos sitios para comer. En realidad era exactamente lo que yo estaba buscando. El lugar perfecto para desconectar, el paraíso. Me tiré en la playa unas horas hasta que me fui a comer al Valentines resort (me comí un taco de gambas y estaba buenísimo). De ahí ya me volví a la zona de los ferrys ya que a las 3 de la tarde volvía el último ferry. Creo que en total me pasé 4 horas en la isla, pero suficiente.

El cuarto día reservé con Hidden Beaches el tour para ir a Exuma https://www.hiddenbeachesbahamas.com/exuma. Me costó 400 dólares (sí, bastante caro pero valió la pena). El tour incluye visita a una islita donde hay iguanas y les puedes dar de comer, otra islita donde habitan los famosos cerditos nadadores, comida en otra de las islas donde te puedes bañar con unos amigables tiburones. También incluye la comida y bebidas durante todo el día. El viaje es increíble, te pasas bastante rato en el barco, pero ese día fue mi favorito sin lugar a duda. Los trabajadores son la bomba, te pondrán música, te explicaran la historia de algunas islas, te enseñaran dónde viven los famosos, dónde se grabó los Piratas del Caribe y algunas otras películas, te sacaran fotos… os dejo algunas de las fotos para que los veaís con vuestros propios ojos. Estoy de acuerdo de que el precio es un poco caro, en realidad las Bahamas en general son caras, pero si tenéis la oportunidad, no dejéis de ir. Mi única queja es ir a la isla de los cerditos cuando más barcos estaban allí, demasiada gente para mi gusto. ¡Ah! Tened cuidado con los cerditos, que parecen muy monos pero son muy espabilados, y muerden!

 

Mi último día lo dediqué a visitar Cable Beach y a hacer compras por el centro. Cable Beach es bastante bonita también, pero como las playas que ves en el tour a Exuma, ningunas. Fue uno de mis mejores viajes, la gente es maravillosa y muy amable. Por la noche depende de la zona, quizá deberías ir con un poco de cuidado, pero si te alojas en las zonas hoteleras no deberías tener ningún problema. Recomendable 100% pero siempre y cuando no te quedes solo en Nassau y visites las islitas que hay alrededor.

La llegada a la gran ciudad

En mi caso, he llegado a la ciudad que nunca duerme con el visado de trabajo L1. Sabía que los principios siempre son difíciles, no es la primera vez que vivo en otro país, pero la verdad que no me esperaba tener todas las dificultades que estoy teniendo en esta ciudad. Empezaremos por el principio.

Barcelona – New York JFK

Llegas al aeropuerto y primero te encuentras una cola en inmigración de aproximadamente  una hora. Le enseñas los papeles al oficial, te los sella, se queda una copia, te hace un par de preguntas y te deja pasar. Y piensas, pues no ha sido para tanto. Recoges tus maletas, cuatro en mi caso, y pagas 6$ por un carrito para poder salir del aeropuerto con tantas maletas. Al salir, te ofrecen taxis por todos lados, pero los taxis oficiales que van con taxímetro están al final. Te preguntan dónde vas, y te fijan un precio (ahí te incluyen los extra por maletas, por ser de noche, por los túneles, todo MENOS la propina). Cuando llegas a tu destino, tienes que decidir cuánta propina le dejas al taxista. También puedes no dejar, pero para recorridos largos, siempre debes dar propina, ya que sino te mirarán y te hablarán mal. Las propinas forman parte de la cultura americana, me extenderé más sobre este tema más adelante. También puedes coger taxi o tren dependiendo del aeropuerto, pero en mi caso era muy tarde por la noche, así que preferí la opción más cómoda, rápida, y sí, cara.